17/10/11

El museo provincial de Burgos

Estando de paso por la ciudad de "Ruy Diaz de Vivar" no podía perderme visitar su espada; La Tizona. Según el cantar del "Mio Cid", nuestro héroe castellano persiguió al rey moro Bucár cuando trato de huir a caballo tras el feroz asalto a Valencia. Gracias a su veloz caballo Babieca consiguió darle caza, propinandole un mandoble descendiente que lo partió en dos, casi llegando su espada hasta misma silla del caballo, tomando como trofeo a la Tizona .

El cartel reza "Espada llamada Tizona, Hoja siglo XI, Empuñadura e inscripciones siglo XV, depósito".

Mi curiosidad por la espada me llevó a charlar con el personal del museo. El amable guarda nos explicó que no existía la certeza absoluta de que fuera la espada del Cid, si bien todo parecía apuntar a ello. La espada ha sido analizada por especialistas (se le han realizado incluso radiografías) llegando estos a la conclusión de que la hoja es el único elemento que pudo llegar a empuñar el Cid Campeador, ya que la espada había sufrido modificaciones posteriores. Concretamente la hoja fue acortada y soldada a una nueva empuñadura durante el siglo XV. También nos comentó el museo pagó una millonada para poder traer la espada a Burgos. Para finalizar me llamó bastante la atención que el mango para asir la espada era extremadamente pequeño.

No solo podemos ver la espada del Cid, el museo contiene un montón de restos arqueológicos interesantes.

Podemos encontrar desde cascos y armamento a cualquier otro útil.

El museo no escasea en esculturas y obras de arte. En la imagen "La Virgen de las Batallas" procedente del monasterio de San Pedro de Arlanza, esculpida entre los años 1225 y 1235.

Podemos visitar una colección de "tesorillos" encontrados, con monedas de diferentes épocas, aunque lo que abunda son las monedas romanas.

En la provincia de Burgos se han establecido numerosos asentamientos, lo que ha dado lugar a un rico patrimonio arqueológico. Podemos encontrar expuestos diversos restos arqueologicos reales con otros que son simples imitaciones.

Si os gustan los restos romanos, estos abundan en el museo.

Resulta increíble que los romanos ya fabricaban "cristal" hace muchos años. Para ello utilizaban un derivado del yeso llamado"lapis specularis". A pesar de que este material no se encontraba exclusivamente en Hispania, el patrio era el más apreciado debido a su calidad, por ello existían en nuestra geografía asentamientos romanos surgidos en torno a la explotación minera de "lapis specularis" como Segobriga (pinchar para ver).


El museo tiene un espacio dedicado a Atapuerca, si bien la mayoría de los hallazgos originales se pueden visitar en el "Museo de la Evolución" (pinchar para ver).

Patio del museo.

Más información en la página del museo http://www.museodeburgos.com/

2 comentarios:

El Mansolea dijo...

Otro maravilla y mi ignorancia se pone en evidencia. Me ha pasado como a ti, la empuñadura de la espada del Cid me parece muy pequeña, una rareza. Muy buena información e interesante. Este blog se torna muy interesante....

Un saludo

Amo del castillo dijo...

En este caso, al ser la empuñadura un mero añadido conforme a la moda de la época, el que la hizo se tuvo que ceñir al largo de la espiga. Originariamente, esa espada debió llevar una cruceta recta y estrecha, de sección cuadrangular, y un pomo de dimensiones más reducidas. Al ponerle una cruceta y un pomo para los que la espiga no estaba diseñada, le quedó muy poco espacio para la empuñadura.

Un saludo