21/10/11

La Catedral de Santa Maria (Burgos)

La catedral de Burgos se empezó a construir en el año 1221. Salta a la vista su estilo gótico. Fachada de la capilla del Condestable.

Las capillas son de una belleza y una calidad artística incalculable.

Es inevitable alzar la mirada para contemplar sus altos y trabajados techos. (Bóveda capilla de la Presentación)

La influencia del "Camino de Santiago" es palpable en las obras, ya que este camino pasa por delande de sus puertas. La catedral fue y sigue siendo una visita obligada para los peregrinos.

Sobre el reloj vemos al  famoso Papamoscas que da las las campanadas a las horas en punto con la ayuda de su ayudante Martinillo, que se encarga de dar los cuartos. La peculiaridad de este autómata del siglo XVIII es que abre la boca mientras hace sonar las campanas (como se le ha retratado en la foto).
 
La escalera dorada, servía de acceso a la "Puerta de la Coronería", la cual esta clausurada permanentemente.

Rosetón-Vidriera con motivos heráldicos. La sombra creo que pertenece a San José.

Coro en la nave central. Los asientos están esculpidos en madera.

Virgen con niño y tras ella la capilla mayor con su retablo.

En este lugar yace Rodrigo de Vivar; El Cid Campeador, junto con su esposa Doña Jimena. Sus restos fueron exhumados del Monasterio de San Pedro de Cardeña para traerlos a la catedral en 1921.

El Cid descansa bajo este luminoso cimborrio que cuenta con una estrella de ocho puntas en su interior.

El apóstol Santiago se convirtió durante la temprana edad media en un símbolo de a lucha contra el islam. El llamado "Santiago Matamoros" fue un icono habitual por la zona que surca el Camino de Santiago.

Ventana que da a la calle desde las entrañas del templo.

Pasillos del claustro alto.

  El "Cantar del Mio Cid" narra como el Cid y los suyos antes de proceder a su exilio, engañan a los Judíos Raquel y Vidas, pidiéndoles dinero en efectivo a cambio de un cofre que previamente habían llenado de arena, creyendo los judíos que en su interior se encontraba oro procedente de los impuestos previamente recolectados por el Cid. El cofre que vemos en la capilla del Corpus Christi se lo han sacado de la manga, ya que el relato del cofre y los judíos es ficticio. En las narraciones de la época era habitual dotar a los protagonistas de unos rasgos picarescos, remarcando además el origen judío y usurero de los estafados para así despertar la simpatía de la gente, ya que entonces el antisemitismo estaba bien visto.

Jardín del claustro.

Fachada del Sarmental desde la plaza de San Fernando.

Fachada de Santa María

Vía Wikipedia

6 comentarios:

El Mansolea dijo...

Que decirte de esta maravilla. Las fotos lo dicen todo,una pasada....

Saludos varios...

Amo del castillo dijo...

La de joyas que tenemos en la Hispania y tanta gente que ni sabe de su existencia, o que viviendo en la misma ciudad jamás se han preocupado de visitar mientras presumen de haberse tirado una semana en el Cancún ese hartándose de mojitos...Manda...cojones.....

MyC dijo...

Eso que dices Amo del Castillo es una verdad como un templo ¡Nunca mejor dicho!

Gracias a los dos por comentar

Amo del castillo dijo...

Solo tienes que fijarte en un detalle. Vas, por ejemplo, a la catedral de Burgos. ¿Quiénes son los que la visitan? Fijo que ves mucho ojo rasgado y mucho rubio con la jeta llena de pecas. Luego le preguntas a uno de Burgos donde está enterrado el Cid, por poner un ejemplo, y te manda a Zamora.

MyC dijo...

No hace falta irte a Burgos para hacer tales afirmaciones. En Madrid la gente de mi quinta solo ha visitado un museo en las excursiones del colegio. Un saludo

MyC dijo...

PD: He de reconocer que el porcentaje de españoles era del 50%. También me sorprendió que escuchaba catalán por todas partes. Ultimamente no debe haber dinero para viajar al extranjero.